La OIE pide mayor vigilancia de la influenza aviar.



Varios subtipos de influenza aviar de alta patogenicidad han sido reportados por más de 40 países durante los últimos seis meses. Durante el período de alto riesgo de esta enfermedad, de octubre a abril, los países deben intensificar los esfuerzos de vigilancia, implementar medidas estrictas de bioseguridad y garantizar la notificación oportuna de los brotes para frenar su propagación.

Desde el 1 de mayo de 2021, se han confirmado brotes de influenza aviar de alta patogenicidad (IAAP) en 41 países de diferentes regiones en aves de corral y aves silvestres. Actualmente presente en África, Asia y Europa, la enfermedad es una amenaza para la estabilidad económica, la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia.

El patrón estacional de la influenza aviar ha quedado bien demostrado durante la última década, con la mayoría de los brotes ocurriendo durante el invierno del hemisferio norte. Dados los datos informados por los países al Sistema Mundial de Información Zoosanitaria (OIE-WAHIS), la dinámica estacional se puede anticipar mejor: los brotes generalmente comienzan a aumentar en octubre, alcanzan su punto máximo en febrero y continúan hasta abril. Ya se informaron casi 16 000 casos de IAAP en aves domésticas y silvestres en octubre, lo que indica un mayor riesgo de circulación del virus. En raras ocasiones, la enfermedad también puede representar un riesgo para la salud humana y, hasta el momento, algunos casos humanos recientes se han asociado con el subtipo H5N6 actualmente en circulación. Por lo tanto, la influenza aviar es una de las prioridades de la Alianza Tripartita (FAO, OIE y OMS) y debe abordarse bajo un Enfoque de Una Salud.

Es fundamental que los países notifiquen los brotes de manera oportuna a la OIE, para garantizar un seguimiento preciso de la evolución y propagación de esta enfermedad transfronteriza. Los casos de HPAI identificados en aves y especies no avícolas, incluida la vida silvestre, están sujetos a notificación. Las obligaciones de información actualizadas entrarán en vigor a partir del 1 de enero de 2022.


Fuente: World Animal Health

2 visualizaciones