La FAO eleva el número de cerdos sacrificados por la PPA en países asiáticos a 5,7 millones.