El FSIS ajusta las regulaciones con respecto a la producción de alimentos para consumo no humano.